A una urna griega

AvatarUn blog sobre la comunidad y el diseño de juegos de rol.

Algunos consejos básicos

Algunos consejos básicos
Traducido original de "Some Basic Advice" de Amagi Games. Dominio Público.

Ven para pasar un buen rato

Si tu objetivo principal en la mesa es otra cosa que divertirte en la experiencia, y que otros lo puedan pasar bien contigo, deberías hacer cualquier otra cosa. Hablando en general, esto significa divertirse. Algunas veces puede ser más específico: crear una historia interesante juntos o tener la experiencia de ver las cosas desde la perspectiva de tu personaje, ya sea como añadido o como sustitución a las típicas cosas divertidas. Pero si lo que quieres cuando te sientas una tarde no es divertido para ti, o no permite que los demás se diviertan, no te sientes en esa mesa. No jugar es mejor que jugar sin diversión.

Este es tu espacio de juego, estas son personas reales

Acepta y comprende que los jugadores de tu alrededor son personas reales que también quieren divertirse. Nadie se acerca a una mesa para ver a un jugador discutir de las cosas de su personaje con el DJ cuando podrían esperar, o ver a dos jugadores lanzarse bromas que sólo ellos pueden comprender y excluyen a todos los demás. Nadie va a la mesa para aguantar el aroma personal de otro jugador u observar cómo mastican la comida. Nadie crea una partida esperando una maratón de limpieza cuando finalice la sesión. Nadie va a la mesa para ser el juguete del ego de otro. Nunca, nunca olvides que estás jugando con personas de verdad.

Acepta la responsabilidad

Partiendo del mismo punto que el anterior, y llevándolo hacia el juego: lo que haces en la mesa de juego es tu responsabilidad y deberías aceptarla. Lo que otros hacen es su responsabilidad y también deberían aceptarla. Esto incluye completamente lo que decides hacer con tu personaje. Esto incluye completamente las acciones del DJ como mundo ficticio. Si interpretar a tu personaje tal y como es podría interferir fácilmente con la diversión de los demás, necesitas decidir hacia dónde quieres con eso: aunque la decisión es tuya, las excusas son pobres. Si estropeas el juego por interpretar a tu personaje o al mundo "correctamente", sigues arruinando el juego.

Da tu opinión

Cualquier cosa desde decirle al DJ "Ha sido una buena partida la de esta noche" a "Mis diez mejores momentos de juego y los diez que menos me han gustado", puede ayudar. Para el DJ, preguntar a los jugadores qué le ha gustado y qué no, funciona del igual manera. El DJ no puede leer las mentes de los jugadores y ellos no saben qué está pensando el DJ. A menos que se lo digan. No es necesario que sea algo formal: de hecho, parece que funciona mejor cuando no lo es. Pero mientras más claro, mejor; y a menudo es bueno tener una idea rápida de todo esto antes de empezar.

Comparte la creatividad

Ninguna persona en la mesa tiene el control completo de lo que ocurre en el juego. Si alguien lo tiene, vas a aburrirte como una ostra. Como mínimo, los jugadores controlan casi siempre a un personaje del juego. Hay un número infinito de pequeñas variantes de cómo el DJ y los jugadores comparten el control sobre todo esto, y las cosas funcionan mejor cuando el grupo lleva a un nivel donde cada persona de la mesa está cómoda. Busca ese nivel. Si estás buscando maneras para perder el tiempo con ese nivel, hay algunas cosas para hacer.

Busca consenso

Las personas alrededor de tu mesa, si tu juego ya está en marcha, tiene un consenso. Las ideas de sus cabezas de lo que el juego es y hace se acerca a lo suficiente para tener una buena sesión. Algunas veces, un grupo llega a pequeños momentos donde sus ideas no concuerdan y necesitan hablar sobre cómo estas cosas específicas aparecen en sus cabezas y llegar a un acuerdo para seguir. De vez en cuando, una persona de la mesa querrá que aparezca algo que no está seguro que coincidan con lo que tienen los demás en sus cabezas, y es una buena idea mencionarla antes de que ocurra.

Negocia honestamente

Cuando los problemas llega a tu grupo, el primer paso es asegurarte que todo el mundo de la mesa esté a bordo con al menos las ideas básicas de los primeros cinco puntos: no necesitan ser "habilidosos" en estas cosas; estando dentro ya es bastante. Si ellos no lo están, no tengo realmente un buen consejo para ti: en mi caso, seguramente no jugaría mucho con ellos. Si ellos lo están, y aún tienes un problema, es el momento de solucionarlo. Es, generalmente, muy mala idea intentar solucionar problemas fuera del personaje con acontecimientos dentro del juego. Esto es deshonesto y no suele funcionar. Además es la misma cosa utilizar las reglas para "castigar" a tus personajes o "recuperar" a tu DJ.

Considera tus opciones

Cuando alguien intenta alterar "tu parte" de la ficción (el mundo si eres el DJ o tu personaje si eres jugador) tienes opciones. Puedes estar de acuerdo o en desacuerdo; puedes ponerlo en las mecánicas del juego, puedes modificar lo que ellos han afirmado y devolvérselos. Limitar tus opciones, en este caso, es tonto; la mayoría de consejos limitan estas opciones en una forma "positiva" con el deseo de mantener alta la energía del juego, o permitir la confianza entre jugadores por encima y más allá de lo habitual; esto son buenos objetivos, pero en lugar de utilizar límites para ti mismo y otros para alcanzarlos, recuerda que tus decisiones afectarán a estas cosas tan bien como el asunto en cuestión.

Observa el centro de atención

En cualquier momento del juego, alguien tiene el centro de atención. Esto no sólo significa "una persona está hablando". Significa que si hay una cadena de escenas, una persona está en la "escena central"; la escena se mueve alrededor de sus cosas, ya sea cosas del mundo o cuestiones del personaje o algo así. Si esa persona no eres tú, entonces tu eres un personaje secundario en esa escena; intenta jugar dando un buen apoyo, ya sea quedándote callado, ofreciendo ideas o consejos, jugando con los efectos de la ambientación que tiene sobre tu personaje, etc. Si la persona eres tú, entonces llena esa escena; está ahí para que lo hagas. Si nadie está seguro de quién es el centro de atención, actúa como apoyo a los demás, hasta que aparezca el centro de atención. Pero obsérvalo también. Si estás consiguiendo más que una parte justa de la acción, trabaja para hacer más escenas sobre los demás personajes. Si estás consiguiendo menos, entonces cuando una escena no tenga un punto central, da un paso y tómalo. Algunas veces, los jugadores piensan que otros están teniendo demasiado o demasiado poco centro de atención: habla sobre ello; casi siempre, quien sea el acaparador o no aparezca sólo necesita saberlo.

Juega en el juego

Este es un compañero cercano de compartir la creatividad. Algunas veces, tendrás una idea sobre el juego antes de sentarte alrededor de la mesa, como algo que quieres ver que ocurra o toda una cadena de cosas similares. Esto es bueno. Pero cuando esas cosas comienzan a parecer un argumento, necesitas ir con cuidado. Un argumento es un fantástico material en crudo, pero no le tengas mucho cariño; si lo mantienes, te encontrarás con qué estás empujando la historia para hacer que ocurra e ignorando o actuando contra todas las demás buenas ideas y las creaciones de la mesa. No juegues antes de ello: juega cuando estés en la mesa.

Muestra tus cosas mientras lo haces

Casi todo el mundo quiere sentir el mundo de ficción, y a los personajes dentro, tan real como lo puedan imaginar. Esto se consigue describiendo cosas nadie quiere una descripción larga o grandes trozos de detalle. Si alguien recita diez hechos en una escena o en un personaje, sólo se tendrá en cuenta algunas. La clave es describir mientras lo vas haciendo. Si un jugador os quiere hacer saber que su personaje, Jill, es una mujer elegante, no lo hará diciéndolo al grupo durante la creación; su personaje debería "deslizarse" y "moverse ágilmente" en el juego: su descripción en la creación sólo necesita una imagen intensa, que usará para describir no sólo lo que el personaje hace sino cómo lo hace. Esto también sirve para el DJ; cuando los personajes entran en un estudio abandonado, puede ser viejo, lleno de polvo y con libros mohosos; cuando los personajes interactúan con esto, aparece los libros gruesos y la nube de polvo que sale de ellos. Las buenas descripciones empiezan pequeñas y crecen con el tiempo.

Aprende a hablar el mismo idioma

Este es un esfuerzo que cada grupo tiene que hacer juntos. Cada persona piensa en frases diferentes y expresiones que implican cosas ligeramente distintas y esta es una de las cosas que puede hundir incluso un intento honesto al hablar con los demás. Tu grupo, para comunicarse bien y rápidamente, a veces necesita aclarar cosas relacionadas con esto; acepta que esto va a suceder e intenta que no llegue a ser nada serio hasta que estés seguro de que ya no es un problema.

Puedes descargar esta ayuda en PDF y ODT (OpenOffice.org).