A una urna griega

AvatarUn blog sobre la comunidad y el diseño de juegos de rol.

¿Divertido? Qué se joda lo divertido

Esto se puede justificar, ya que la opinión universal parece que es que los juegos deben ser "divertidos": y, quizás, esos juegos no pueden ser arte porque todos son "divertidos".

Las películas son divertidas: ahora ve a ver "La tumba de las luciérnagas", y dime si era divertida. No es la palabra adecuada. Te quedarás deshecho, si no eres un sociópata. [...]

Las novelas son divertidas: ahora ve a leer "El almuerzo desnudo", y dime si era divertida. No creo que lo harás. Pero bien puede impresionarte al darte cuenta del poder de la novela como una forma.

Grey Ranks no es un juego divertido. Pero demuestra un nivel alto de pathos, y comprende bien la naturaleza de la catarsis de la tragedia. Te puedes encontrar a ti mismo conmovido al borde de las lágrimas mientras juega.

¿Divertido? Qué se joda lo divertido.

Extracto de la reseña de Grey Ranks por Greg Costikyan

6 comentarios:

15 de abril de 2009, 4:44 Dogui dijo...

Pfft, ¿qué sabe ese Costikyan? Seguro diseñó puras porquerías indys de poca monta.

Pfft pfft.

15 de abril de 2009, 16:38 Arturo G. dijo...

Depende de a lo que uno llame divertirse. Divertirse es entretenerse o recrearse. En el fondo la gente se divierte mucho creando las duras historias de Grey Ranks o viendo películas que producen sensaciones catárticas. Si sólo se experimentara sufrimiento no lo harían.

Cuando los diseñadores dicen que hay que hacer juegos divertidos, desde luego no se refieren a hacer exclusivamente juegos indolentes sobre autocomplacencia e iconografía pop a la moda.¿No? Bueno, al menos no todos :-)

En fin, que lo divertido tiene que ser el proceso. No el contenido de la ficción. Creo que estamos de acuerdo.

15 de abril de 2009, 19:59 Killy dijo...

Supongo que, al fin y al cabo, necesitamos consumir de todo. A mí no me basta con sentir emoción viendo películas de aventuras, ni tensión y horror viendo terror.

Por eso mismo necesito llenarme, cuando interpreto haciendo rol, de todas las maneras posibles. Porque eso es lo que creo siempre ha hecho grande a esta afición, el infinito 'detrás del espejo' que iconiza.

Por otro lado, pese a disfrutar como un cochino en escenas jocosas y ligeras, eso jamás contradirá el que se puedan hacer cosas verdaderamente profundas con el rol (al fin y al cabo, aúna lo grande y pasional de la interpretación con lo grande de la libertad que proporciona la imaginación).

Saludos!

16 de abril de 2009, 12:49 Eusebi dijo...

Estoy de acuerdo en líneas generales con lo que dice Arturo.

Si entendemos diversión como comedia o tono ligero pues puede que el señor Costikyan tenga razón. Aún así, me resisto a creer que las películas, libros o cualquier otra ficción que sea dramática o trágica no tengan un componente que nos proporciona un placer catártico. Porque o nos lo da o podemos empezar a considerar a la humanidad como masoquista por naturaleza.

17 de abril de 2009, 13:13 WKR dijo...

Pues es curioso. Yo también soy de los que piensa que un juego debe ser divertido (su primer axioma), porque para mi, si no es divertido, no es un juego.

Ahora bien, habría que definir también que es un juego divertido, porque para mi Grey Ranks lo es. Y no estoy hablando de la ambientación/trasfondo, sino los momentos de "satisfacción" que me dan a mi como jugador.

Yo entiendo diversión como entretenimiento, pasatiempo o recreo, o lo que es lo mismo, pasar el tiempo de forma entretenida, y un juego considero que como mínimo debe de ser entretenido. Sino lo es, para mi no es un juego, es otra cosa, un experimiento, un ensayo, o lo que sea.

5 de junio de 2009, 19:35 Maitresinh dijo...

pues...de algun forma encuentro la tumba de las luciernaga "divertido", en el sentido de que no me aburri...podria sera ( casi) una partida de rol.

Al contrario, no diria que la "muerta en venezia" es divertida. Y tampoco me gustaria jugarlo en rol ;)