A una urna griega

AvatarUn blog sobre la comunidad y el diseño de juegos de rol.

El mayor problema al que se enfrenta la comunidad

El estancamiento. El estancamiento debido a la insularidad. Hay demasiadas personas que dejan que jugar se conviertan en un estilo de vida en lugar de un hobby o pasatiempo. Esas personas que no pueden ver una película sin discutir a voz alta sobre los clanes de los wookiees o cuántos niveles de Zarguss tenía el personaje principal. No pueden ponerlo a un lado cuando interactúan con el resto del mundo y como resultado, las personas fuera de su círculo de amigos (todos gamers) los consideran como raros, se retiran y se involucran más en sus propias actividades extrañas.

Es imposible convertirse en un gamer sin ser ya un gamer, aunque suene raro. Los gamers han reconocido el estado de "outsider" que habían tenido en la escuela secundaria y lo han adoptado como una insignia de honor mucho después de que dejara de tener sentido. Algunos gamers son aún más arrogantes sobre esto (¿has oído la mentira vieja sobre que los gamers son "más inteligentes y más creativos que las personas normales"? ¿Dónde están las evidencias que respalden esto?). Una vez que estás fuera de la escuela, a nadie le importa en que "camarilla social" estuvieras: se relacionan persona a persona. Si los gamers no pueden relacionarse debido a que sus esferas de experiencia están demasiado enfocadas, no pueden interactuar con otras personas, y esa falta de interacción se convierte en retirada.

Es raro, pero la mejor cosa para los juegos sería que la gente dejara de jugar un poco. Ir a un bar o una galería de arte. Ver una banda en directo. Elegir otro hobby y usarlo para conocer gente nueva. Después, tras haber creado nuevas relaciones, preguntar a estas personas nuevas si quieren venir a pasar el rato y jugar a Vampiro durante unas horas. Mierda, es más barato que ver una película.

También, lo que lo hace aún peor es que los gamers hagan facciones internamente. Fulano nunca jugará a un juego de la Editorial X mientras que alguien piensa que todo el que juega al juego Y es un idiota. Todo muy teatral y de aplausos, mientras que la gente sensata se quedarán a un lado pensando "Es sólo un juego, por todos los demonios."

Así que, resumiendo, la gente que ya no hayan estado completamente inmersas en el hobby raramente van a querer involucrarse con este puñado de freaks hostiles y resentidos que pretenden ser elfos y magos. A menudo, las personas de la afición prestan más atención a política partidista que a hecho de jugar en sí.

Obviamente, no todo el mundo es así. Es sólo la gran imagen. Incluso pregunto a potenciales internos o nuevas contrataciones. Si la respuesta a "¿Qué te interesa, a parte del juego?" es "Nada, realmente. El juego es mi vida", reciben un pulgar hacia abajo.


Esta es la respuesta que da Justin Achilli en una entrevista de 2004.

4 comentarios:

30 de abril de 2008, 1:26 Dogui dijo...

¡Salgan al sol!

30 de abril de 2008, 3:41 René López Villamar dijo...

Ah, el bastardo...

Debo de admitir que extraño su presencia en Vampire.

30 de abril de 2008, 9:32 Quim dijo...

Aunque los juegos de rol són una gran parte de mi vida, tengo otros hobbies (ornitología, botànica, senderismo), y sin embargo no estoy del todo de acuerdo con la entrada. La comunidad de los juegos de rol es como todos la demás comunidades, lo que pasa se habla de cosas más raras. Si vas con un grupo de mottars, sólo hablaran de motos, cilidros, gasolinas y qué sé yo, y por eso no tienen ningún problema. Por qué la comunidad rolera tendría que ser diferente?

30 de abril de 2008, 12:34 Aker dijo...

Lamento decir que encuentro este post tremendamente “ochentero” en su visión. Es una visión sobre los frikis similar a la que podías tener de ellos cuando teníamos quince años, pero no ahora. Los roleros son *exactamente iguales* que cualquier otro grupo de personas que tenga una afición más allá del manido “mis hobbys son hacer deporte, escucha música e ir al cine”.
Yo cumplo perfectamente con el perfil que se dice en el post. La gran mayoría de los invitados a mi boda eran frikis, pero es que es de simple lógica: la mayoría de mis amigos íntimos, esos de toda la vida y para toda la vida, los he hecho jugando. Y esto pasa siempre, no solamente en el rol. Las personas se relacionan en base a afinidades de intereses comunes, lo que hace que se cumpla la regla de que “tus amigos muestran cómo eres tú”. Los futboleros mayormente hablan de futbol, los heavys de música heavy, etc. Yo no me pasaría el día en una peña taurina hablando de filosofía oriental, precisamente.
Es absolutamente normal que, por ejemplo, un universitario rolero mayormente se relacione con otros como él y estos se conviertan en la mayoría de su círculo íntimo de amistades. Y no veo a nadie en los foros de amantes de la música clásica diciendo que se refugian en guettos y que deberían relacionarse con otro tipo de gente, porque además eso de decirle a la gente lo que tiene que hacer suena tan paternalista y típico de los viejos foros roleros de hace diez años que no he podido evitar sonreír al leer el post... ;)